Eton Mess

 

El Eton Mess es un postre que se inventó en la elitista y prestigiosa escuela británica de Eton, de dónde proceden la mayoría de los primeros ministros del Reino Unido, como el actual, y tradicionalmente se toma el 4 de Junio en un picnic que se celebra en dicha escuela con motivo del partido de cricket.

Con el tiempo se ha convertido en uno de los postres más british por excelencia y que aprovecha la fresas inglesas cuando éstas alcanzan su máximo esplendor, cuando dejan ir un dulce perfume que en nada se parece a las que podemos encontrar por aquí, mucho más ácidas y sin fragancia, sino provienen de huerto que el lo más normal. Lo mejor del postre es esa mezcla de texturas tan distintas: la jugosidad de la fruta, el crujiente del merengue y la cremosidad de la nata.

Si tenéis merengues a mano, de los duros, este postre se elanoraen 10 mints, si no la cosa se complica: debéis hacer los merengues el día anterior y dejarlos secar en horno toda la noche. La simplicidad del postre permite la combinación que más os guste: nata, chantilly, yogur griego, etc. También podéis jugar con las bayas aunque tradicionalmente se haga con fresas y mezclar con frambuesas, moras, fresas de bosque, grosellas, etc. O con la mitad de las fresas, hacer coulis e incorporarlo al "amasijo" (mess) frutal. Aquí tenéis mi versión con merengue de coco.

Ingredientes

- 3 merengues

- 450 gr. de frutillas

- 3 cucharadas soperas de azúcar impalpable

- 400 ml. de nata montada con azúcar

- jarabe de frutillas o moras (opcional)

Preparación

Lavar las fresas y arrancar el pendúnculo, y cortarlas por la mitad. Espolvorearlas con azúcar glas. Disponemos en un vaso o bol de postre una capa de nata montada, una de merengues troceados, fresas, y mezclamos con cuidado. Disponemos otra capa de nata, merengues y terminamos decorando con fresas y tirando un chorrito de jarabe de frambuesas, moras o fresas.

Merengues

- 3 claras de huevo

- 150 gr. de azúcar

- una pizca de cremor tártaro

- unas gotas de limón

- 4 cucharadas soperas de coco rallado (opcional)

 

Precalentar el horno a 100º. Batir las claras con las barillas eléctricas a velocidad media. Añadir el limón y el cremor tártaro y seguir batiendo hasta que se formen picos. A continuación, ir añadiendo el azúcar en tandas y seguir batiendo hasta que las claras estén consistentes y el azúcar se haya disuelto. Mezclar cuidadosamente con el coco rallado.

 

Poner papel sulfurizado en un placa de hornear, y con ayuda de dos cucharas hacer montones pequeños o tres grandes. Hornear durante 1 hora y media, dejar la puerta del horno entreabierta y dejar secar toda la noche.

 

*Variaciones: Otra versión sería coger 200gr de las fresas, hacerlas puré y mezclar con el resto de fresas cortadas, nata y merengue. También se puede añadir un poco de licor a las fresas como Kirsh, Cointreau, Grand Manier o licor de Cassis. O a la mezcla clásica de nata, merengue y fresas, agregarle helado de vainilla y hacer un postre realmente delirante. Como véis es un postre muy versátil.

 

< VOLVER